Alta ingesta de cafeína durante el embarazo incide en la talla del bebé

Alta ingesta de cafeína durante el embarazo incide en la talla del bebé Embarazadas que toman seis o más tazas de café al día tendrían bebés más pequeños que las que consumen menos cafeína.

Un nuevo estudio concluyó que en un grupo de más de 7,300 mujeres holandesas que fueron controladas durante el embarazo, entre el 2 y 3 por ciento había tomado un nivel de cafeína equivalente a seis tazas de café diarias durante todos los trimestres del embarazo.

El tamaño de sus bebés al nacer fue levemente menor que la de los hijos de mujeres que habían consumido menos cafeína. Aquellas que consumieron más cafeína tuvieron además mayores riesgos de dar a luz a bebés pequeños para la edad gestacional, según el sexo y la duración del embarazo. Lamentablemente, esta investigación incluyó pocos bebés, por lo que su significado es incierto. Siete de los 104 bebés de las mujeres que tomaban más cafeína fueron pequeños.

Investigaciones anteriores habían asociado la ingesta regular de cafeína en el embarazo (una o dos tazas diarias) con un aumento del riesgo de tener un bebé con bajo peso al nacer. Sin embargo, otros estudios no fueron capaces de identificar ese efecto y hasta hubo trabajos con conclusiones contradictorias al analizar si la cafeína aumentaba el riesgo de sufrir un aborto.

En esta última investigación, el equipo de Rachel Bakker, del Centro Médico Erasmus, en Róterdam, usó ultrasonido para vigilar el crecimiento fetal durante el embarazo en 7,346 mujeres. En cada trimestre, las embarazadas contestaron acerca de su ingesta habitual de café y té. La mayoría tomó menos del equivalente de cuatro tazas de café por día en algún momento del embarazo, pero entre el 2 y el 3 por ciento consumieron seis tazas o más.

Los bebés de las grandes consumidoras de cafeína tenían una talla levemente menor al nacer y durante los tres trimestres de desarrollo intrauterino, según las imágenes por ultrasonido. “El consumo de cafeína afecta la talla del feto desde el primer trimestre”, dijo Bakker. Esto implica que las mujeres no deberían consumir más de seis tazas de café por día. Sin embargo, los resultados no demuestran que el café sea generalmente “seguro” en el embarazo.

“Sólo analizamos el efecto de la cafeína en el crecimiento fetal”, dijo Bakker. “Por lo tanto, se necesitan más estudios sobre otras consecuencias potenciales del consumo materno de cafeína”. Dada esa falta de certeza en cuanto al mecanismo por el que la cafeína afectaría —o no— el embarazo y el desarrollo fetal, los expertos recomiendan que las embarazadas reduzcan su consumo.

Fuente

(Visited 1 times, 1 visits today)

Etiquetas