VIH-Sida | Claves para prevenir esta enfermedad

Condones

El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (sida) es la enfermedad o manifestación sintomática de los estadios más avanzados de la infección por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH). El VIH ataca y destruye al sistema inmunológico del organismo que infecta, específicamente a un tipo de células denominadas Linfocitos T CD4+, también llamadas Linfocitos T helper o colaboradores, los cuales son responsables de la función defensiva o protectora frente a factores externos amenazantes.

La persona seropositiva al VIH es aquella que presenta la infección, pero no necesariamente se halla sintomática (portador asintomático). Sin embargo, a pesar de no presentar molestias durante un lapso variable de tiempo (2 a 10 años en promedio), los pacientes portadores del virus sufren el descenso paulatino y progresivo de sus Linfocitos T colaboradores, hasta que la cifra de estos últimos finalmente cae por debajo de las 200 células por mililitro cúbico de sangre, entrando entonces al estadio sintomático de la infección, es decir al estadio sida.

El estadio sida simboliza que el organismo infectado se quede desprotegido frente a otras infecciones por gérmenes oportunistas, es decir aquellos microorganismos que normalmente no ocasionarían enfermedad en las personas sanas (inmuno-competentes), debido a que su sistema inmunológico es capaz de luchar y defenderlos eficientemente frente a estos agentes. Así mismo, el paciente en estadio sida es propenso al desarrollo de neoplasias.

SIDA

(Difusión)

A continuación, el Doctor Alfredo Chiappe Gonzalez, especialista en Enfermedades Infecciosas y Tropicales de la Clínica Anglo American, comenta cuáles son los puntos clave a tomar en cuenta para prevenir la infección por el VIH-sida, al igual que fomentar la concientización de la enfermedad en la población:

►Emplear correctamente preservativos de látex durante las relaciones sexuales que involucren penetración en cualquiera de sus formas (vaginal, anal u oral).

►Utilizar siempre instrumentos estériles o desechables cuando se perfore la piel, bien sea al colocar inyecciones, recolectar muestras sanguíneas para análisis, realizarse tatuaje(s), entre otros.

Nunca intercambiar y/o re-utilizar jeringas u agujas que hayan sido empleadas en otras personas. Recordar que la sangre infectada ingresaría por esta vía directamente al torrente sanguíneo de la persona receptora, siendo esta una de las formas más rápidas de contagio.

►Las mujeres embarazadas portadoras del VIH, deben recibir tratamiento antirretroviral a fin de disminuir el riesgo de transmisión al feto durante la gestación y el parto, y se recomienda no amamantar al recién nacido. Adicionalmente, se aconseja que el parto sea por cesárea, puesto que así reduciría aún más el riesgo de transmisión del virus al bebé.

►Al igual que la sangre y sus derivados, también es imprescindible analizar otros fluidos corporales que sean donados. De esta manera, los donantes deben ser testeados con pruebas de detección de anticuerpos frente al VIH (ELISA VIH) previamente a que se utilicen sus muestras en otras personas.

 

 

Original.

(Visited 1 times, 5 visits today)

Etiquetas