Una proteína podría hacer más efectivos los tratamientos de sordera

Aparato auditivo

Recientemente, científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, en EE.UU., descubrieron un componente clave que podría mejorar los tratamientos de pérdida de audición.

Se trata de la proteína sensorial TMC1, una delicada célula que se encarga de detectar los sonidos y movimiento que captura el oído para luego transformarlos en señales nerviosas que viajan hasta el cerebro.

Aunque la proteína ya se había descubierto en el 2002, no fue hasta este año que los científicos hallaron sus aportes al sistema auditivo y el balance del cuerpo, una investigación que tomó casi 40 años, según informa la facultad mencionada.

Los investigadores aseguran que este descubrimiento es clave para entender los problemas auditivos, que podrían ser causados por malformaciones y pérdida de las moléculas TMC1.

“Para diseñar tratamientos óptimos que curen la pérdida de audición, necesitamos conocer las moléculas y sus estructuras, dónde surge el mal funcionamientos que causa enfermedades, y nuestros hallazgos son un paso importante en esa dirección”, dijo a The Harvard Gazzet el Profesor de Otorrinolaringología y Neurología de la Facultad de Medicina de Harvard, Jeffrey Holt, según recoge Hola Doctor.

Las moléculas que ayudan a transmitir las señales percibidas por los sentidos del tacto, gusto, visión y olfato al cerebro, ya han sido ampliamente exploradas en el pasado; sin embargo, no se había profundizado demasiado sobre esta molécula auditiva, debido a que la anatomía del oído es “un área muy difícil de explorar”.

Los científicos ahora están trabajando en un modelo computarizado que esperan pueda predecir cómo los bloques de esta proteína se forman en la cóclea -una caparazón en forma de caracol que se encuentra dentro del oído­-.

La cóclea “transforma los sonidos en mensajes nerviosos y los envía al cerebro”, según explica Kids’ Health.

Cuando el tímpano recibe un sonido, éste se transforma en una vibración y se traslada hasta la cóclea. Allí, los pequeños pelos que recubren la cóclea se mueven y agitan. De esta manera, le avisan al cerebro de la presencia de un sonido. Todo esto ocurre en una fracción de segundo.

¿Qué es la pérdida de audición?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que más del 5% de la población mundial, (alrededor de 466 millones de personas), sufren de algún tipo de pérdida de audición o sordera.

La pérdida de audición puede ser causada por cuestiones genéticas, complicaciones en el parto, enfermedades infecciosas, infecciones crónicas del oído, el uso de determinados medicamentos, la exposición al ruido excesivo y el envejecimiento.

Los problemas auditivos pueden llegar a ser leves, moderados, severos o profundos, informa la OMS. Y afectan la habilidad de una persona para escuchar conversaciones o sonidos fuertes en uno o ambos oídos.

La OMS estima que para el año 2050 más de 900 millones de personas tendrán algún tipo de problema de pérdida audición. Sin embargo, se espera que más estudios sobre esta proteína puedan ayudar en la batalla contra la sordera.

 

Original. 

(Visited 1 times, 1 visits today)

Etiquetas , , ,