Técnica de neuroimagen podría ayudar a predecir el autismo

Técnica de neuroimagen podría ayudar a predecir el autismo

Según un estudio financiado por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano (NICHD) Eunice Kennedy Shriver y el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH), ambos parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), las imágenes por resonancia magnética de la conectividad funcional podrían predecir qué bebés de alto riesgo de 6 meses, desarrollarán un trastorno del espectro autista a los 2 años. El estudio figura en la edición del 14 de junio de 2017 de Science Translational Medicine.

El autismo afecta a aproximadamente 1 de cada 68 niños en los Estados Unidos. Los hermanos de niños con un diagnóstico de autismo corren un riesgo más alto de desarrollar el trastorno. Si bien el diagnóstico y la intervención precoces pueden ayudar a mejorar los resultados de los niños con autismo, actualmente no existe un método para diagnosticar la enfermedad antes de que los niños presenten síntomas.

“Hallazgos anteriores sugieren que antes de que se observen síntomas conductuales, en el cerebro ya ocurren cambios relacionados con el autismo”, dijo la Dra. Diana Bianchi, directora del NICHD. Si los estudios futuros confirmaran estos resultados, detectar las diferencias en el cerebro podría permitir a los médicos diagnosticar y tratar el autismo antes de lo que lo hacen hoy en día.”

Temática, Foto: Pixabay

En el estudio actual, un equipo de investigación dirigido por investigadores financiados por los NIH en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill y la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en San Luis se centró en la conectividad funcional del cerebro, es decir, cómo las regiones del cerebro trabajan juntas durante las diferentes tareas y en estado de reposo. Mediante las fcMRI, los investigadores escanearon a 59 bebés de alto riesgo de 6 meses, mientras dormían naturalmente. Se consideró que estos niños eran de alto riesgo porque tenían hermanos mayores con autismo. A los 2 años, se diagnosticó autismo a 11 de los 59 bebés en este grupo.

Los investigadores utilizaron una tecnología informática llamada aprendizaje automático que se entrena a sí misma para observar diferencias que permitan clasificar los resultados de las neuroimágenes en dos grupos, con y sin autismo, y predecir diagnósticos futuros. Un análisis predijo el diagnóstico futuro de cada bebé utilizando los datos de los otros 58 bebés para entrenar al programa de computadora. Este método identificó al 82 por ciento de los bebés que luego tendrían autismo (9 de 11) e identificó correctamente a todos los bebés que no desarrollaron autismo.

En otro análisis que puso a prueba cuán aplicables eran los resultados a otros casos, el programa de computadora predijo los diagnósticos para grupos de 10 bebés, con una tasa de precisión del 93 por ciento.

“Si bien los hallazgos son preliminares, el estudio sugiere que en el futuro las neuroimágenes podrían ser una herramienta útil para diagnosticar el autismo o ayudar a los proveedores de cuidados de la salud a evaluar el riesgo de un niño de desarrollar el trastorno”, dijo el Dr. Joshua Gordon, Ph.D., director del NIMH.

Temática, Foto: Pixabay

En general, el equipo encontró 974 conexiones funcionales en los cerebros de los bebés de 6 meses que estaban asociadas con conductas relacionadas con el autismo.

Los autores proponen que una única exploración por neuroimágenes podría predecir el autismo en los bebés de alto riesgo, pero advierten que es necesario replicar estos hallazgos en un grupo más grande.

Sobre el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD por sus siglas en inglés): El NICHD realiza y apoya investigaciones en los Estados Unidos y el mundo sobre el desarrollo del feto, el bebé y el niño; la salud materna, infantil y familiar; la biología reproductiva y temas relacionados con la población; y la rehabilitación médica.

La misión del NIMH es transformar la comprensión y el tratamiento de las enfermedades mentales mediante investigaciones básicas y clínicas, y así preparar el camino para la prevención, la recuperación y la cura.

Temática, Foto: Wikimedia

Los NIH, la agencia nacional de investigación médica, abarcan 27 institutos y centros y forman parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (DHHS por sus siglas en inglés).

 

 

Original. 

0 Comentarios desactivados 160 12 octubre, 2017 Autismo octubre 12, 2017