Sonríe pese al dolor

Yucatán, México – Diego Canul Chuc es un niño un poco tímido pero muy sonriente a pesar de que está enfermo y necesita una operación. Tiene 7 años y es el menor de cuatro hijos. Nació con síndrome de Down y es muy querido por todos.

Hace tres años, el menor tuvo que ser operado del corazón y le colocaron una sonda en el órgano reproductor, la cual le ocasionó un desgarre en la uretra.

Ahora el menor padece de estenosis de uretra severa, la cual amerita urgentemente una citoscopia, dilatación uretral y una vesicostomía.

La cirugía tiene un costo de 50,000 a 60,000 pesos.

El menor es atendido en la clínica Star Médica de Mérida, por la doctora Teresa González Fuente, quien ofreció a la familia absorber algunos gastos que generaría la operación, pero aún así la familia tendría que pagar unos 25,000 pesos.

-No podemos reunir esa cantidad; desde su operación del corazón nos gastamos todo lo que teníamos, en esa ocasión no solicitamos el apoyo de nadie, pues encontramos la manera de juntar el dinero.

Después de la primera operación, el niño se enferma constantemente, porque sus defensas disminuyeron; al menor resfrío, enseguida es tratado como caso de neumonía, explican los padres

Hace poco, Diego empezó sus clases de educación inicial en el Centreo de Atención Múltiple, pero por su estado de salud, tuvo que dejar de asistir.

Diego Canul no puede caminar. Los doctores dicen a la mamá que nació con piernas gelatinosas. Para atender esta limitación solicitaron ayuda a los CRIT de Mérida y Cancún; en este último les dijeron que ahí no atienden a niños con síndrome de Down. En Mérida los recibieron y valoraron al niño, pero lo pusieron en el número 367 de la lista de espera. No saben con exactitud cuándo podría entrar al programa de rehabilitación en ese centro.

“Con toda franqueza, nos dijeron que pasarán de dos a tres años para que Diego pueda empezar la rehabilitación. Lo que urge ahora es la operación de las vías urinarias. Lo demás lo podemos resolver. Cargarlo y atenderlo no me afecta. El amor por mi hijo no me deja ver obstáculos”, dice Carolina Choc, mamá de Diego.- Ermilo Alcalá Dávila
Fuente: http://yucatan.com.mx

(Visited 1 times, 1 visits today)

Etiquetas ,