Rechazaban a su hijo en la escuela y la decisión que tomaron cambió la vida del chico

Hugo fue diagnosticado con autismo cuando era niño, como es un trastorno en el cual le impide hacer amigos, él se quedaba solo en los descansos del colegio, todos los compañeros lo rechazaban

El autismo, se reconoce por una conducta estereotipada, repetitiva y restringida, la cual dificulta la relación con los demás. Es un trastorno neuropsiquiátrico, que suele manifestarse durante los tres primeros años de vida. Los niños suelen tener dificultad para comunicarse y eso puede alejar a las personas que los rodean.

Las causas se relacionan con la genética y el ambiente. Los especialistas logran diagnosticar el trastorno por los siguientes síntomas: no balbucea al año de edad, no señala objetos, no responde a su nombre, no habla hasta después de los 16 meses, no hace contacto visual, no tiene interés para hacer amigos y entablar una conversación, es poco imaginativo y utiliza un lenguaje repetitivo.

Sin duda, no todas las personas conocen lo que es el autismo, y mucho menos los niños, por lo que la historia compartida en Etapa infantil y otros medios, han conmovido a muchos padres.

Una soledad en el colegio

Hugo es un adolescente que fue diagnosticado con autismo cuando era niño, como es un trastorno en el cual le impide hacer amigos, él se quedaba solo en los descansos del colegio, todos los compañeros lo rechazaban y lo veían como un bicho raro. Ese acto, motivo a los padres Javier Luaces Maira y María José Martínez Sánchez, a cambiar a su hijo de colegio As Mercedes de Lugo.

Un cambio repentino

Gracias al cambio del colegio, Hugo paso de ser solitario a una persona social. Los compañeros de clase, lo invitaban a los cumpleaños, a las excursiones y a todas las reuniones. Esto se debió a que los compañeros sabían cómo tratar a las personas con alguna discapacidad.

Hugo, comenzó a cambiar radicalmente, gracias a la interacción con sus compañeros, él se sentía integrado e identificado en un grupo social. Él era feliz cada día en su colegio.

Todos somos diferentes

Los valores que cada uno de los compañeros de clase son extraordinarios, ya que sabían que Hugo expresaba sus emociones de manera diferente, así que encontraron la solución para poderse comunicar con él.

Un padre agradecido

El padre con el corazón estremecido y agradecido, decidió ir al colegio para hablar frente a los 32 compañeros de su hijo, así como maestros, directivos y todo el personal. El papá estaba muy feliz de expresar sus sentimientos, reconoció que Hugo había cambiado de manera radical, gracias a los buenos tratos que recibió de ellos, sin necesidad de pedir nada a cambio.

Una iniciativa para cambiar

Es importante que todos los padres, comiencen a enseñar a sus hijos sobre los valores, como el respeto, amor, empatía y humildad. Los niños algunas veces son crueles, sin embargo, cuando existe una buena guía, son capaces de brindar amor incondicional.

¡Cambiemos la conducta de los niños, para asegurar un mejor futuro y bienestar por la humanidad!

 

Adriana Acosta maestra en ciencias de la comunicación y psicología, madre de un joven y felizmente casada, enamorada por proteger a los animales. Escribe sus artículos para ayudar a las personas a encontrar soluciones ante los problemas cotidianos.

 

 

 

Original. 

(Visited 5 times, 2 visits today)

Etiquetas ,