Producto de un embarazo

Producto de un embarazo

La posibilidad de contemplar un feto o el producto de un embarazo como paciente y éste mismo ser candidato a tratamiento mientras se encuentra en el vientre materno, hasta hace algunas décadas podría haber parecido como un cuento de hadas o como parte de una historia de ciencia ficción.

 

Hasta hace poco el resultado del embarazo y las condiciones del producto se establecían al nacer éste, dejando muy poco margen de tiempo y de recursos para mejorar la calidad de la atención a la hora del nacimiento y como consecuencia se obtenían resultados pobres en cuanto al tratamiento o al evitar la muerte o las complicaciones en recién nacidos con enfermedades o problemas congénitos.

 

Fue hasta las últimas décadas del siglo pasado que esto empezó a cambiar. Con el advenimiento de nuevas técnicas de vigilancia del producto in-útero; se pudieron detectar problemas congénitos durante el embarazo y se pudieron tomar algunas medidas como determinar la fecha correcta para el nacimiento de un bebé, las necesidades de equipo para poder reanimar a un neonato o incluso la necesidad de trasladar a la futura madre a un centro hospitalario de mayor capacidad en cuanto a personal más capacitado y mejor equipado para programar un nacimiento con mejores condiciones.

 

Dada la alta incidencia de neonatos con defectos congénitos a la hora del nacimiento y la presencia aumentada de estos defectos en productos que nacían sin vida o morían a la hora de nacer, se fueron describiendo, adaptando y utilizando métodos diagnósticos para la valoración de los fetos aún en el útero de la madre.

 

Al conjunto de estas técnicas disponibles, las cuales tienen como objetivo vigilar la adecuada formación y el correcto desarrollo del feto, así como detectar alteraciones congénitas se le conoce como diagnóstico prenatal.
En la actualidad esta rama de la medicina con los rápidos avances tecnológicos, ha tomado un auge sin precedentes. En nuestros días para un óptimo diagnóstico prenatal se necesita de un equipo multidisciplinario (genetista, obstetra, radiólogo, ultrasonografista, pediatra, neonatólogo, enfermeras y técnicos capacitados, etc). Sin duda esta es un área del conocimiento médico que día con día va aumentando y con este crecimiento también se incrementan las posibilidades de ofrecer mejores resultados perinatales a los bebés con algún problema congénito a la hora del nacimiento.

0 Comentarios desactivados 2177 17 julio, 2012 en consulta con julio 17, 2012

Buscar