Lo más visto

Pequeña sufría 40 convulsiones diarias, los padres cambiaron algo en su alimentación y volvió a sonreír

Pequeña sufría 40 convulsiones diarias, los padres cambiaron algo en su alimentación y volvió a sonreír

Los padres hacemos todo lo posible para que los hijos sean felices, sonrían y vivan saludables. Es un gran reto que alimenta el alma de satisfacción y alegría. Sandy Browning, de 34 años y su esposo William, son una pareja especial, ellos tienen una hija de dos años llamada Olivia, la pequeña sufre de síndrome de Down, sin embargo, eso no les ha impedido buscar que ella dibuje una linda sonrisa, a pesar de sus malas condiciones de salud.

  • Según lo compartido en Upsocl, los padres sufrían mucho al ver a su pequeña padecer espasmos cerebrales, después de haber tenido una intervención del corazón. Las convulsiones aumentaban diariamente de 30 a 40 veces.
  • Un tratamiento desgastante

  • Los especialistas diagnosticaron a la pequeña Olivia con epilepsia crónica, que se caracteriza por convulsiones recurrentes, que van acompañadas de descargas eléctricas excesivas, estas pueden producirse en diferentes partes del cerebro. Por lo que los médicos recurrieron a un tratamiento con esteroides para reducir la frecuencia de las convulsiones de 40 a 10 veces al día. Sin embargo, el tratamiento al ser muy fuerte, pone en riesgo el hígado de la pequeña.
  • Una solución para buscar una sonrisa

  • A pesar de los medicamentos que recibía Olivia, los padres tuvieron la idea de cambiar su alimentación para buscar alivio y bienestar en su pequeña hija. Así que decidieron probar una dieta cetogénica, que es alta en grasas, con una ingesta moderada de proteínas y una restricción de los carbohidratos, con la finalidad de llegar al estado de cetosis.
  • Cómo funciona la dieta

  • Como Olivia tiene problemas del corazón y de hígado, los padres decidieron alimentar a la pequeña con más grasas naturales, al reducir drásticamente la ingesta de carbohidratos obligan a su cuerpo a utilizar las grasas como fuente de energía, el hígado convierte las grasas en cetonas, por lo tanto son excelentes para el cerebro y el corazón.
  • Un milagro

  • Los padres observaron grandes mejorías en las condiciones de salud de su pequeña, ellos incrementaron 220 gramos de grasas al día en la alimentación, con grasas naturales como: aguacate, aceite de coco, mantequilla, aceite de oliva, crema, carne, pollo, pescado y algunos vegetales de hojas verdes.
  • A pesar de que los especialistas no sugirieron el cambio de alimentación, los padres se encuentran felices al ver mejorías en su pequeña, logrando ver otra vez una sonrisa en su rostro.
  • Una esperanza para los pacientes con epilepsia

  • Según lo publicado en Cancer Care, diversas investigaciones han demostrado que la dieta de cetogénica podría ser efectiva para ayudar a controlar los ataques y convulsiones en niños, algunos pacientes mejoran en los niveles de alerta, conciencia y capacidad de respuesta.
  • La dieta debe utilizarse bajo la orientación del pediatra y un especialista en nutrición, para lograr los objetivos. Ellos registrarán el número de ataques que sufre el pequeño al día, así como también su estado de ánimo, humor y comportamiento en general.
  • Efectos secundarios

  • Los niños pueden sufrir de nauseas, estreñimiento, cansancio, somnolencia e irritabilidad. Sin embargo con el tiempo se estabilizan.
  • Recuerda consultarlo con un especialista, debido a que es una dieta alta en grasas y puede tener consecuencias como por ejemplo: cálculos renales, colesterol, triglicéridos entre otros. La dieta cetogénica es una solución para recudir las convulsiones ocasionadas por la epilepsia. Los padres de Olivia han tenido excelentes resultados, comparte la información y ayuda a esos niños a sentirse mejor.

 

 

Original.

0 Comentarios desactivados 152 09 noviembre, 2017 Qué Te Motiva noviembre 9, 2017