Padecer problemas de sueño duplica el riesgo de cometer suicidio

Padecer problemas de sueño duplica el riesgo de cometer suicidio

En días recientes, la conocida página de Dailymail publicó un estudio muy interesante en el que advierte que las personas que han tenido o padecido alguna de estas siguientes enfermedades aumentan el riesgo considerablemente de volverse suicidas:

Traumatismos cráneo encefálicos

Discapnet, fuente especializada en discapacidades, define un traumatismo cráneo encefálico como “cualquier lesión física o deterioro funcional del contenido craneal”, o sea del cerebro; lo que hace que se pierda la conciencia, las funciones, se padezca amnesia y falten capacidades neurológicas.

Estos traumas pueden ser producto de un golpe con algún instrumento, una caída o de cualquier otra manera en la que el cerebro resulte dañado en su interior o exterior.

VIH sida

De entrada, a quien tiene este padecimiento se le recomienda recibir terapia para entender, aceptar y aprender a vivir con el síndrome. Se pensaba que la depresión y miedo que generaban esta enfermedad eran la causa de todos los suicidios; mas hoy se reconoce que el daño neurológico también es un factor de riesgo.

Problemas cardiacos

Cuando hablamos de esto, lógicamente pensamos en el corazón y nos cuesta trabajo creer que el cerebro también sufre daño de manera indirecta por los problemas cardiacos, pero es cierto; el cerebro resiente este problema de salud.

Problemas de sueño

Dolores de espalda, problemas de sueño

Quizás los problemas del sueño sean el mayor problema de degeneración del cerebro porque todos, en algún momento, podemos padecer de insomnio o problemas del sueño. Nada consume más rápidamente el cerebro que no dormir el tiempo necesario.

Epilepsia, hipertensión, migraña, mal de Parkinson

Anteriormente se pensaba que el suicidio tenía como origen los problemas emocionales o psicológicos, que las personas llegaban al suicidio por no poder enfrentar los desafíos propios de la vida, pero los últimos estudios confirman que el suicidio también puede tener su origen en diversas enfermedades, por cierto, todas muy comunes.

Agentes de alto riesgo quienes tienen estas enfermedades

 

Un dato muy interesante que este estudio menciona es que todas estas enfermedades y padecimientos atacan directamente el cerebro y el sistema nervioso central directa o indirectamente, lo que provoca su degeneración y, por lo tanto, vuelve a los pacientes agentes de alto riesgo.

 

Para que puedas imaginar la dimensión del problema , piensa que todas las veces que no has dormido bien durante periodos prolongados de tiempo, el insomnio y todos los problemas relacionados provocan que el cerebro “se coma a sí mismo”.

Las células del cerebro se destruyen a sí mismas

Michael Bellesi, integrante del grupo de investigadores de la Universidad Politécnica de La Merche, Italia, determinó que las células de nuestro cerebro se destruyen a sí mismas, incluyendo las conexiones que han formado cada vez que los periodos normales de sueño se alteran.

Estos investigadores se dieron cuenta de que muchos de los suicidas visitaron al médico por alguno de los padecimientos antes mencionados, que nunca presentaron un perfil de problemas mentales o vulnerabilidad emocional y que, por ende, su suicidio despertó interés en saber qué había ocurrido para llevarlos a cometer ese acto, encontrando que las enfermedades habían tenido efecto en la degeneración del cerebro y sus funciones.

¿Qué podemos hacer en caso de padecer alguna de estas enfermedades?

Si tú o algún familiar ha padecido o padece actualmente de problemas de sueño o alguna enfermedad anteriormente mencionada, debe de tener atención preventiva del suicidio.

Comer a sus horas, hacer ejercicio, visitar al médico y cuidar de nuestra salud mental son hábitos que hacen la diferencia para tener una buena calidad de vida. No los dejes en el olvido, porque son tu prioridad.

 

 

 

Original.

0 Comentarios desactivados 369 20 junio, 2018 Compartamos, yo me cuido junio 20, 2018

Buscar