Nace en Reynosa, Tamaulipas, primera rondalla formada por niños ciegos

Nace en Reynosa, Tamaulipas, primera rondalla formada por niños ciegos

El maestro de música, Jorge Rubén Valdez Segura, es el director y fundador de la primera rondalla integrada por niños y jóvenes ciegos y débiles visuales que se conforma, no sólo en Reynosa, sino en Tamaulipas y el país. Valdez Segura imparte la clase de música en “Miradas de Esperanza”, fundación dedicada a preparar académica, social, cultural y musicalmente a niños que carecen del sentido de la vista o que presentan visión baja.

El entrevistado refirió que desde hace algunos meses surgió la inquietud de conformar una rondalla, por lo que se dio a la tarea de integrarla con diez de los menores que estudian en la Fundación Miradas de Esperanza, ocho varones y dos mujeres. “Situación que no fue complicada, ya que tenemos niños muy talentosos y capaces de tocar varios instrumentos”, expuso. Señaló que el reto no fue fácil, pues como cualquier persona que quiere aprender a tocar un instrumento musical tiene que ser dedicado y disciplinado, para ver los alcances de la enseñanza.

“Es complicado enseñarles como a cualquier persona, aunque a ellos les hace falta el sentido de la vista desarrollan más su sentido auditivo y ven a través de sus manos”, dijo. El maestro Jorge Valdez indicó que como en todo proyecto musical, empezaron desde cero, ya que algunos de los integrantes de la rondalla no sabían tocar la guitarra. Con entusiasmo, dijo que la naciente rondalla “Miradas de Esperanza” cuenta entre su repertorio con varias melodías como “Página Blanca”, “Corazón de Roca” y “Adiós Amor”, entre otras.

Expuso que actualmente se encuentran preparando melodías para la temporada navideña, ya que participarán en el festival de Fin de Año que anualmente realiza la Fundación en donde estudian. “Con estos chicos buscamos estrategias adecuadas para lograr que tengan ese aprendizaje, pues lamentablemente no está desarrollado un proceso educativo como tal, no existe un método de enseñanza para poder trabajarlo con niños ciegos y de baja visión, como sucede por ejemplo con niños sordos”, dijo.

Explicó que con niños que tienen el sentido de la vista “te vas con un libro o un método, pero con estos chicos es diferente porque no lo pueden ver tendría que ser en brille y desafortunadamente no hay mucho material”, expuso. Jorge Valdez, quien imparte clases de violín, flauta, canto y guitarra a los alumnos de “Miradas de Esperanza” que cursan desde preescolar hasta secundaria, tanto a grupos completos como en forma individual, agregó que la directora de la institución María Dolores Fernández se preocupa por preparar y capacitar a más de 50 niños y jóvenes que ahí asisten.

“Nuestra directora Dolores Fernández se preocupa porque estos chicos cuenten con una amplia área de oportunidades para que lleguen a ser personas productivas, independientes y útiles a la sociedad por lo que cabe destacar que todo lo que se enseña es completamente gratuito”, expuso.

Manifestó que en dicha institución trabajan varios maestros de música, entre ellos Luis Daniel Pérez, un joven músico y cantante que fue de los primeros alumnos de la fundación, ya que es ciego, pero a quien su falta de visión no le ha impedido crecer en el terreno musical.

Valdez Segura invitó a la comunidad a conocer y difundir esta actividad musical, que aseguró es única en Reynosa, Tamaulipas, y en el resto del país, ya que no se tienen registros de algo parecido “queremos que conozcan y se sientan orgullosos de que nuestra ciudad es pionera en contar con una rondalla integrada por niños y jóvenes ciegos”.

Original.

0 Comentarios desactivados 97 28 noviembre, 2017 Discapacidad Visual noviembre 28, 2017