Médicos en alerta: aumentan las madres que padecen el síndrome “burnout”

Médicos en alerta: aumentan las madres que padecen el síndrome “burnout”

“Estoy agotada” es la frase que resuena en las mentes de miles de madres alrededor del mundo cada noche, al terminar las actividades diarias. Trabajes dentro o fuera de casa, ser madre engloba una serie de responsabilidades difíciles de eludir y que pueden dejarnos con la sensación de estar “quemadas”. Podrías estar sufriendo el síndrome de “burnout”

  • Soy una madre 24/7. Desde que me embaracé, dejé mi trabajo fuera de casa y me he dedicado sólo a mis hijos y mi esposo durante los últimos 5 años. Si bien es lo que elegí, debo decir que la tarea de criar dos niños y mantener un hogar no ha sido tan fácil en algunos momentos. Y en cierta forma, ha habido días en los que he sentido que mi cerebro estaba “quemado”.
  • El estrés en la maternidad

  • Todas queremos ser la mamá perfecta. No queremos perder detalles, queremos enseñarles hábitos a nuestros hijos pero también jugar con ellos, queremos tener la casa limpia pero tampoco podemos evitar que los niños hagan un revuelo, queremos cocinar el manjar favorito de nuestro esposo, pero nos damos cuenta que el tiempo no nos alcanza. Y si, sumado a ello, trabajamos fuera de casa, el estrés aumenta.
  • Hay un período en la vida de nuestros hijos, que es cuando son muy pequeños, en el que parece que el día no va a alcanzarnos para nada. Vas por la casa pateando juguetes, con las pantuflas y el pijama que aún no lograste quitarte, y tratando de alcanzar a apagar el fuego de la cocina, porque se está quemando la comida. Cuando los niños empiezan a crecer y adquieren cierta autonomía, puede que tengas algunas mínimas libertades, como ir al baño sin que te persigan, o tener dos brazos libres por al menos 15 minutos. Sin embargo, el síndrome de burnout está presente en la vida de muchas madres, durante gran parte de sus vidas.
  • ¿Qué es el síndrome “burnout”?

  • Si bien el término “burnout”, que en inglés significa “quemado”, y se aplica al estrés laboral en general cuando las demandas laborales exceden la capacidad de respuesta de una persona, este término se aplica asimismo en muchas madres que corren con un estrés diario de gran magnitud.
  • Según el sitio NaranXadul, el Síndrome de Burnout es una reacción fisiológica que padece el ser humano cuando ha estado sometido a un periodo de estrés intenso y prolongado, tanto desde el punto de vista físico como emocional.
  • Particularmente, es más común en las personas que tienen profesiones en las que el contacto directo con otras personas es permanente. No es menor entonces que las madres de la sociedad actual lo padezcan.
  • ¿Es algo nuevo?

  • El término es relativamente nuevo, y responde a un comportamiento de la sociedad actual que antes no existía. Las madres siempre estuvieron estresadas y tuvieron grandes labores y responsabilidades; pero considero que la carga emocional que imprimen las sociedades actuales en las madres es aún mayor y va en crecimiento.
  • Cuando nació mi segundo hijo, tenía a ambos niños en pañales. Hubo días en los que -literalmente- no podía ni bañarme y sentía cómo me frustraba y se desmoronaba todo. Hasta llegué a cuestionarme si había elegido el camino correcto. Además, estaba dispersa, apática y muy olvidadiza. En resumen, estaba “quemada”. Hoy, reconozco que fue una etapa, y que, con un cuidado personal y el apoyo familiar, pude volver a equilibrar mis emociones.
  • Síntomas del síndrome de burnout

  • Si sientes que no puedes con todo, o que tu cabeza va a explotar, chequea algunos de estos síntomas, recopilados por el sitio Etapa Infantil, pues podrías estar atravesando este trastorno tan común en las madres de hoy.
    • Trastornos gastrointestinales
    • Dolores de cabeza intensos.
    • Cansancio
    • Aislamiento del entorno o problemas para relacionarse
    • Dolores articulares.
    • Insomnio
    • Sensación de soledad.
    • Depresión
    • Problemas de concentración
    • Constantes ganas de llorar
    • Ansiedad
    • Sentimiento de frustración e impotencia
  • ¿Cómo salgo de ésta?

  • Ante todo, el mero reconocimiento de que simplemente no puedes con todo, te ayudará a tomar un respiro y afrontar la situación. Ya vendrán tiempos donde tu casa esté ordenada, o donde prepares con tiempo tus platillos favoritos, o vuelvas a ese trabajo que tanto extrañas.
  • Esa sensación de falta de control sobre las cosas es la que alimenta el síndrome de burnout, por lo que es fundamental que pienses que no tienes por qué ser una madre perfecta, y que las piezas se irán acomodando de a poco. Aquí tienes algunas recomendaciones para paliar los efectos del síndrome, según el sitio Etapa Infantil:
  • Jerarquiza tareas

  • Si ves que no podrás con todo en un día, prioriza algunas tareas y no te amargues si no puedes con todo.
  • Pide ayuda

  • No está mal que te apoyes en tus seres queridos o en tus amigas. Puedes pedir favores en concreto. Quienes te aman, estarán dispuestos a ayudarte, no temas.
  • Agenda alguna actividad para tí

  • No serás mala madre si una o dos veces a la semana te tomas una horita diaria para hacer alguna actividad que te gusta. Ve a tomar clases de baile, o salir a caminar, o simplemente a la peluquería. Quererte te hará bien.
  • Conversa con tu marido

  • Los hombres tienden a pensar que cuando le contamos algún problema ellos deben solucionarlo. Sin embargo, lo único que queremos a veces es que nos escuchen. Confía en tu marido y cuéntale acerca de tus sentimientos. Y si necesitas que él haga algo por tí al llegar a casa simplemente pídeselo.
  • Eres una súper mamá, hagas lo que hagas

  • No te sobreexijas. Hagas lo que hagas siempre serás una super mamá para tus hijos. Este es el momento de agradecer a la vida por esos hijos maravillosos que tienes. Acuérdate de la frase “respira, serás madre toda la vida”. No hay motivos para enloquecer; lo que no se hizo hoy, se hará mañana. Pero el tiempo para sonreir junto a tus hijos es hoy (y siempre)-
  • Y tú, ¿te has sentido tremendamente estresada durante la maternidad?

 

 

 

Original.

0 Comentarios desactivados 659 10 agosto, 2017 Compartamos, Precauciones en el embarazo agosto 10, 2017

Buscar