Mató a su hijo de manera accidental, ahora sólo suplica para que las demás madres no lo hagan también

Mató a su hijo de manera accidental, ahora sólo suplica para que las demás madres no lo hagan también

Cada día cientos de miles de mujeres alrededor del mundo se convierten en madres, y no conozco a ninguna, independientemente sea primeriza o tenga 10 hijos, que no vaya a la sala de parto con una mochila cargada de cientos de preguntas, miedos y auto cuestionamientos. Pues se sabe que luego de aquella cita a ciegas, la vida no da marcha atrás y cambia por completo.

Los días se hacen más cortos, las noches más largas y el cansancio comienza a convertirse en algo difícil de sobrellevar, pues las demandas constantes de un recién nacido, parecen no conocer las necesidades biológicas de cada madre; comer, bañarse, vestirse y hasta lavarse los dientes parecen ser todo un reto los primeros días.

Y si bien, es absolutamente normal que esto suceda, pues el bebé demanda el amor de su madre a cada instante, porque NO conoce nada más que el latido de su corazón y su voz. Y a la vez la madre necesita cuidar de su pequeño para poder conocerlo y así satisfacer sus necesidades de manera exitosa. Hay historias que no deberían repetirse nunca. Una de ellas es la de Kristin Hoffman, una joven madre estadounidense que accidentalmente mató a su pequeño bebé de 2 meses de edad.

Su bebé nació el día 10 de abril de este año y fue llamado Jhon Thomas Michael, y como era de esperar se convirtió en el centro de atención de toda la familia, pues su llegada era algo con lo que habían soñado durante mucho tiempo. Sin embargo, una mañana de junio, Kristin decidió amamantar al pequeño Jhon acostada en su cama, sin imaginarse nunca que aquella cotidiana decisión le arrebataría de las manos a su más grande tesoro.

Fue así como comenzó a alimentar al pequeño, pero el cansancio pudo más y se quedó profundamente dormida. Al despertar notó que Jhon, estaba enredado entre las sábanas y con los signos vitales muy bajos. Ante este escenario decidió llevarlo al servicio de urgencias más cercano para que pudieran prestarle primeros auxilios, sin embargo, solo pudieron constatar la muerte del niño, pues a pesar de los esfuerzos médicos, cuando Kristin llegó con él, ya era demasiado tarde.

 

A raíz de esta experiencia es que ella ha decidido, a pesar de su inmenso dolor, compartir su historia, como un modo de evitar que la historia se repita. Para ello ha utilizado sus redes sociales con el siguiente mensaje:

“Me da mucha vergüenza confesar lo que me pasó, pero con mucho dolor y pena lo diré. Pero tengo que pedirles que por favor compartan y lo divulguen por el mundo, escribió ella en su muro. Y continuó, “Las primeras semanas, los primeros meses no son fácil, pero no importa lo cansada que estés, Levántate y ve a una silla, o a algún lugar en el que no puedas quedarte dormida cuando alimentas a tu bebé por las noches. Fue devastador para mi despertar ese domingo 4 de junio y encontrar a mi hijo bajo las sábanas sin respirar. Sin darme cuenta se resbaló entre las sábanas y terminó asfixiado”.

Por favor, no dejes que el dolor de Kristin sea en vano, si tienes un recién nacido, al momento de amamantar, levántate o pon algo a hacer ruido, a fin de evitar que el cansancio se lleve lo más preciado de tu vida.

 

 

Original. 

0 Comentarios desactivados 937 03 agosto, 2017 Compartamos, Precauciones en el embarazo agosto 3, 2017