Los riesgos de la resaca que suceden luego de una noche de alcohol

Se denomina “resaca” a los síntomas que se presentan horas después de una ingesta alcohólica alta. Durante la resaca puede haber cefalea, náuseas, diarrea, disminución del apetito, fatiga y temblor. El diagnóstico por lo general se hace cuando se presentan al menos dos de estos síntomas habituales. Hay que recordar que la línea roja que separa a la resaca de un síndrome de intoxicación alcohólica agudo no está muy definida siendo este último el mayor riesgo de una noche de alcohol ya que más de 6 gramos/litro de alcohol en la sangre es mortal.

Dolor de cabeza
Las estadísticas indican que un 72% de las personas con resaca tienen cefalea. Este dolor de cabeza por lo general es pulsátil, abarca todo el cráneo y suele empeorar al mover la cabeza. Se cree que el dolor de cabeza, en el contexto de la resaca, se produce por la vasodilatación de los vasos sanguíneos intracraneales la cual puede estar asociada al aumento del acetaldehído, una sustancia que se genera en el hígado en la primera etapa del metabolismo del alcohol.

1

Trastornos gastrointestinales
Los trastornos gastrointestinales como la diarrea, las nauseas e incluso los vómitos, suelen ser cosas comunes en una persona con resaca. Aunque la fisiopatología de la resaca no se conoce muy bien, se sabe que el alcohol altera de diversas maneras al cuerpo humano. Los niveles de varias hormonas sufren modificaciones, hay trastornos en el pH de la sangre y los vasos sanguíneos cerebrales se vasodilatan, entre otras cosas. Todas estas situaciones pueden contribuir de una u otra manera al desarrollo de estos síntomas.

2

Trastornos psicóticos
Después de beber mucho alcohol, la persona puede experimentar una crisis psicótica. Por lo general el intoxicado tiene alucinaciones e ideas delirantes de diversos tipos, las cuales vive como reales. En este período también experimenta gran nerviosismo y ansiedad. Esta alteración no es un trastorno psiquiátrico primario, por lo tanto suele desaparecer, aproximadamente, en cuatro semanas. La crisis psicótica puede aparecer en el periodo de intoxicación y abstinencia pudiéndose presentar hasta un mes después.

3

Trastornos del estado de ánimo
El alcohol puede generar síntomas depresivos y maníacos durante los periodos de intoxicación los cuales pueden durar un mes. Por lo general, hay disminución del interés y del placer por las actividades que antes se realizaban y el estado anímico puede estar expansivo o irritable. Durante estos períodos se pueden ver afectadas las relaciones sociales y laborales del individuo. El alcohol también puede inducir trastornos de ansiedad, crisis de angustia, obsesiones y compulsiones.

4

Violencia intrafamiliar
Un estudio realizado en Ciudad de México, reveló que un 14% de los hombres que beben alcohol abusan de manera importante de su pareja. Se conoce que una concentración sanguínea de alcohol de 1 a 1,5 gramos/litro es suficiente para generar en la persona sentimientos de cólera, ira, llanto y violencia. Estos niveles se pueden alcanzar bebiendo cuatro latas de cerveza, tres copas de whisky o seis copas de vino. Esto es para una persona entre 60 y 70 kilos; se necesitan menos cantidad para las personas livianas.

5

Accidentes
El riesgo de verse involucrado en accidentes de tránsito aumenta a medida que la alcoholemia (niveles de alcohol en la sangre) se eleva. Con 0,15 gramos/litro se produce una disminución general de los reflejos. Cuando los niveles aumentan a 0,3 gramos/litro hay una alteración en la percepción de la velocidad. Con una alcoholemia de 0,5 gramos/litro la reacción está disminuida y cuando los niveles llegan a 1,2 gramos/litro hay una fuerte fatiga y una pérdida de la visión. En países como Argentina, una alcoholemia de 0,5 gramos/litro es suficiente para que sea penado por la ley, lo cual puede conseguirse bebiendo dos latas de cerveza.

6

Disminución de las funciones intelectuales
Se necesitan entre 2 y 3 gramos/litro de alcohol en la sangre para que las funciones intelectuales comiencen a disminuir. Con estos niveles el lenguaje comienza a trastornarse volviéndose muchas veces inmoral y ridículo, las ideas pierden el sentido y en ocasiones puede haber amnesia. Por lo general la persona está desorientada en tiempo y espacio. La embriaguez se hace notoria cuando la alcoholemia alcanza los 1,5 gramos/litro. Para esto se necesita beber alrededor de seis latas de cerveza o cuatro copas de whisky o nueve de vino.

7

Trastornos de la conducta
A medida que los niveles de alcohol aumentan en la sangre la conducta de la persona se trastorna cada vez más. Los estudios indican que con 3 a 4 gramos/litro de alcoholemia la violencia aumenta, hay desorientación completa, el lenguaje es incoherente y absurdo y las acciones son incoordinadas, puede haber vértigo y la respiración y el pulso están muy acelerados. Estos niveles se pueden alcanzar bebiendo 13 latas de cerveza, 18 copas de vino u ocho copas de whisky.

8

Muerte
Con 4 o 5 gramos/litro de alcohol en la sangre comienza a haber sensación de falta de aire o disnea, los reflejos comienzan a disminuir, la respiración se acelera, hay sudoración profusa, los músculos se relajan y la persona entra en estado de coma. A los 6 gramos/litro de alcoholemia ocurre la muerte por hipotermia dependiendo de donde se encuentre la persona, por ejemplo, es común ver a jóvenes intoxicados durmiendo o en estado de coma en las calles después de una fiesta. La muerte también puede llegar por una asfixia secundaria a la congestión pulmonar.

9

Uso de otras drogas
El beber alcohol forma parte del camino para iniciarse en el consumo de las drogas. Estudios revelan que un 18% de los drogadictos consumidores de cocaína comenzaron bebiendo alcohol y luego pasaron por el cigarrillo y la marihuana para llegar a consumir cocaína. Un 68% de los drogadictos a la cocaína se iniciaron fumando cigarrillos y luego pasaron por el alcohol y la marihuana para luego llegar a la cocaína. El 14% restante se inició en el consumo de cocaína por otras causas. Esto refleja que un 86% de los consumidores de cocaína bebieron alcohol de manera inicial o luego de fumar tabaco o marihuana.

10

Fuente:ehowenespanol.com

(Visited 136 times, 136 visits today)

Etiquetas , , , , ,