Irritabilidad y cambios de humor en la esclerosis múltiple, ¿qué hay de cierto?

Globo de arena

La irritabilidad en la esclerosis múltiples puede convertirse en una fuente importante de malestar subjetivo y de conflictos interpersonales. De base, ¿está la enfermedad o están las circunstancias?

irritabilidad en la esclerosis múltiple

Que no me lluevan palos que este debate no lo empecé yo. O sí, pero lo inspiró una persona con esclerosis múltiple.

Esta fue la frase que me hizo buscar un poco más sobre la prevalencia de irritabilidad (o mal humor de toda la vida) en los afectados por la enfermedad (planteada en un foro):

¿Por qué la irritabilidad, la ira y el mal humor son tan comunes en nosotros, chicos? O debería decir en mí. Tengo muchos síndromes de dolor crónico, así que sé que eso contribuye a la irritabilidad, la falta de sueño profundo también añade”.

Otros comentarios también hacían referencia a que es comprensible estar irritables, teniendo en cuenta las características de la enfermedad, pero algunos sentían que había algo más, que no era solo la reacción emocional ante la EM.

Y VAMOS, QUE RAZONES PARA ESTAR IRRITABLES NO FALTAN

La lista de razones que pueden llevar a una persona con EM a sentir ira y a mostrarse irritable es bien nutrida, entre las más citadas:

  • En plena construcción de tu vida, lleno de planes e ilusiones, recibes el diagnóstico de una enfermedad crónica y que en muchos casos llega a provocar discapacidad.
  • Los síntomas de la enfermedad, comenzando por el dolor y la fatiga que pueden ser constantes, harían que cualquiera se sintiera irritable.
  • La insatisfacción con las terapias y con el sistema de salud en general.
  • Otras alteraciones emocionales, como la depresión y la ansiedad (ambas con tasas elevadas entre los afectados por EM) también pueden contribuir a que te sientas más irritado.

Entonces, ¿realmente la irritabilidad es solo una característica más de algunos pacientes o en realidad es parte de la EM?

LA IRRITABILIDAD Y LOS CAMBIOS DE HUMOR, VIEJOS CONOCIDOS EN LA EM

Pues resulta que es una característica conocida del cuadro clínico, mencionada como un cambio emocional común por la National Multiple Sclerosis Society y otras organizaciones en el ámbito de la EM.

Se menciona que son frecuentes en las personas con EM los cambios abruptos de humor, que los familiares las describen como más sensibles e impredecibles en sus respuestas emocionales.

Y es que más allá del evidente malestar que representa sentirse irritable, el principal problema con este estado es que se convierte en fuente de conflictos personales,especialmente con la familia.

LA IRRITABILIDAD EN LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE, ¿REACCIÓN A LA ENFERMEDAD O CONSECUENCIA DE LOS PROCESOS PATOLÓGICOS?

cambios de humor en la esclerosis múltiple

Ya acordamos (al menos acordé yo y a ti no te queda más que aceptarlo o quejarte en los comentarios) que razones no faltan para sentirse irritable cuando se padece EM, pero ¿pueden los mismos procesos patológicos que caracterizan la enfermedad estar contribuyendo a ese estado?

La realidad es que no se sabe, aunque se ha sugerido que sí.

Un estudio del año 2009, publicado en la revista European Journal of Neurology , encontró que la ira no aumentaba a medida que lo hacía la discapacidad, lo que sugería que no era solamente una reacción a las consecuencias de la enfermedad.

En ese mismo artículo los autores sugieren que la ira podría ser:

“una consecuencia directa de la desmielinización de las conexiones entre la amígdala, los ganglios basales y la corteza prefrontal medial”.

Pues eso, que hay posibilidades de que la enfermedad te esté jugando otra mala pasada (la lista se va haciendo laaarga).

 

¿QUÉ HACER?

ira EM

Sin ánimo prescriptivo, aquí te van unas ideas:

  • Coméntalo a quienes te rodean, que sepan que la irritabilidad y los cambios de humor son parte la enfermedad, no evitará totalmente que ellos se sientan molestos ni que tú te sientas irritable, pero sí ayuda saberlo, sin dudas.
  • Identifica qué es lo que te hace estallar. Ya sé que hay días que hasta escuchar una voz te molesta, pero hay situaciones que se repiten, ¿cuáles son? Sé conscientes de ellas y cuando las veas asomar, evítalas; si no puedes, pues ya sabes que tus defensas anti-ira deben estar alertas.
  • Reconoce las señales de que la ira está tomando el control, una vez las detectes, haz un esfuerzo por detenerte; cambia de actividad, deja de hablar con esa persona, camina y “toma el aire”.
  • Consejos de toda la vida: cuenta hasta 10 y respira profundo, sigue funcionando.

En casos extremos de cambios abruptos de humor marcados por la ira, existen opciones de tratamiento farmacológico que, llegado el caso, puedes consultar con tu médico.

Antes, intenta tomar el control, es la enfermedad y tus circunstancias, pero afortunadamente el ser humano es mucho más.

 

 

Original.

(Visited 2 times, 2 visits today)

Etiquetas , ,