Historia del Bastón Blanco: Orientación y movilidad de los invidentes

Historia del Bastón Blanco: Orientación y movilidad de los invidentes

En la actualidad en la mayoría de los países, los ciegos para su desplazamiento utilizan el conocido bastón blanco, una sencilla herramienta que fue inventada en 1930, pero recién después de la segunda guerra mundial surgieron las técnicas de orientación y movilidad. Anteriormente, los ciegos dependían en general para desplazarse de la colaboración de alguna persona que oficiase de lazarillo o se movilizaban con perros guías o varas.

El sargento Richard Hoover, quien se desempeñaba como Director de Rehabilitación Física, Orientación y Recreación en un hospital de Estados Unidos en donde se desarrollaba un programa de rehabilitación para veteranos de guerra que habían perdido la visión, observó que aquellos ciegos se desplazaban con la ayuda de bastones cortos y pesados que les servían como apoyo pero que no les servían para anticipar obstáculos. Entonces tuvo la brillante idea de sustituir aquellos bastones por otros más largos y livianos, y desarrolló la técnica de uso que hoy lleva su nombre y que le permitió a los ciegos del mundo desplazarse en forma autónoma y segura.

Desde entonces, los centros de rehabilitación y las escuelas para ciegos se encargan de brindar las instrucciones necesarias para el uso de los bastones blancos. Esto incluye una explicación de las “leyes del bastón blanco” que estipulan que los conductores de automóviles deben otorgar el derecho de paso a los ciegos y a las personas con problemas de la vista.

El bastón blanco es un dispositivo de movilidad en el que son entrenadas preferentemente las personas con discapacidad visual. Vale decir, que es un instrumento auxiliar a la movilidad que sirve para que las personas ciegas puedan desplazarse con mayor autonomía y seguridad en su vida cotidiana, al servir como distintivo, como informador y como protección.

El uso correcto del bastón blanco implica emplear un conjunto de técnicas para que las personas ciegas puedan desplazarse con relativa seguridad. Cuando se emplea la técnica rítmica de contacto de dos puntos, la puntera del bastón deberá describir un arco levemente superior al ancho del cuerpo de la persona.

Por ello el bastón blanco es y será una herramienta, que en el marco de una adecuación a las técnicas de uso, permiten la integración de la persona humana al escenario social dentro de una concepción solidariamente comprometida.

 

 

 

Fuente

1 Comentarios desactivados 4167 29 enero, 2015 Discapacidad Visual enero 29, 2015

Buscar