En observación 80 personas cercanas al primer diagnosticado con ébola en EE.UU.

En observación 80 personas cercanas al primer diagnosticado con ébola en EE.UU.

Responsables de salud locales, estatales y federales tratan de calmar los temores en la ciudad de Dallas, en Texas, en el sur de EEUU, después de informar que tienen bajo vigilancia a estas personas, entre ellas algunos niños en edad escolar que tuvieron contacto cercano con el liberiano Thomas Eric Duncan, el primer enfermo diagnosticado en el país, o con sus allegados.

“Las autoridades de salud de Texas y del condado de Dallas han ordenado a cuatro familiares cercanos al enfermo de ébola en Dallas que permanezcan en casa y no reciban visitas para prevenir la posible propagación de la enfermedad”, según un comunicado emitido hoy.

La portavoz del Departamento de Salud y Recursos Humanos del condado de Dallas, Erikka Neroes, dijo hoy a los periodistas que, tras una investigación, determinaron que estas 80 personas forman parte de “los contactos” que deben ser vigilados, aunque el enfermo realmente sólo estuvo con entre 12 y 18 personas.

Neroes indicó que ninguna de ellas ha mostrado síntomas de la enfermedad

Más de un día después de confirmarse el primer caso de ébola en territorio estadounidense, el Gobierno asegura que es poco probable que el virus se propague en Estados Unidos en la forma en la que lo ha hecho en la región de África Occidental, donde hasta ahora ha causado más de 3.000 muertes.

“Ha habido cierto nivel de pánico en la población tras la confirmación de la enfermedad en este paciente en Texas, pero es necesario que la gente tome en cuenta que los departamentos de salud de cada estado han estado preparándose para esta eventualidad”, declaró a Efe Mauricio Lascano, epidemiólogo de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Transmisión por contacto con fluidos, no a través del aire

El experto enfatizó, además, que es importante destacar que la enfermedad solo se transmite a través de contacto directo con fluidos corporales de la persona enferma, como sangre, heces o sudor, entre otras, y no a través del aire, como muchos temen.

“Es muy importante que la gente sepa que el virus del ébola se contagia únicamente cuando la persona entra en contacto con los fluidos corporales de la persona que está enferma. La posibilidad de contagiarse a través del contacto con superficies es muy bajo o nulo”, indicó el funcionario.

Los CDC descartaron que quienes hayan viajado en el avión con el paciente se encuentren en situación de riesgo, debido a que el paciente no había presentado síntomas en ese momento.

El virus del ébola sólo es contagioso en el momento en que aparecen los síntomas, como fiebre, dolores musculares, vómitos y sangrado, que pueden aparecer hasta 21 días después de la infección.

El paciente no fue aislado en un primer momento

Imagen cercana del gobernador de Texas, Rick Perry, hablando en rueda de prensa en un atril.


El gobernador de Texas, Rick Perry durante la rueda de prensa celebrada en el hospital presbiteriano de Dallas donde se encuentra ingresado el primer paciente diagnosticado con ébola en el país. EFE/Richard Rodriguez

El paciente Thomas Eric Duncan, de 42 años y que reside en Monrovia (Liberia), acudió al Hospital Prebiteriano de Dallas por primera vez el 26 de septiembre, aunque como no mostraba “síntomas específicos”, le prescribieron antibióticos y lo enviaron a casa, afirmó Mark Lester, vicepresidente ejecutivo de Texas Health Resources (compañía propietaria del centro médico), en una conferencia de prensa en Texas presidida por el gobernador del estado, Rick Perry.

Dos días más tarde, el paciente regresó al hospital tras experimentar síntomas más agudos y fue ingresado en una sala aislada ante la posibilidad de que se tratara del ébola.

El 19 de septiembre Duncan voló desde su país natal a EEUU en un viaje que incluyó varias escalas en Europa y un día después llegó a suelo estadounidense en Dallas, donde reside una parte de su familia.

Al acudir al hospital por primera vez, con los primeros síntomas del virus, su hermana, que lo acompañó, informó a la enfermera de que el paciente acababa de llegar de Liberia.
Mark Lester lamentó ayer en una rueda de prensa que esa información “no fuera comunicada íntegramente a todo el equipo”, por lo que “como resultado, esa información no fue tenida en cuenta en la toma de decisiones clínicas”.

Duncan, que se encuentra grave, aunque estable, regresó entonces a casa de sus familiares, donde viven otras cinco personas y donde el fin de semana mantuvo contacto con cinco menores en edad escolar, que ayer fueron puestos bajo supervisión médica, aunque no muestran síntomas del virus.

Con el objetivo de disminuir la alarma creada, el gobernador de Texas, Rick Perry, afirmó que “hay pocos lugares en el mundo mejor preparados para enfrentar este desafío” que el Hospital Presbiteriano de Dallas.

Perry recordó que Texas es uno de los trece estados del país certificados en agosto por los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC) para tratar el ébola y se mostró “confiado” en la labor del equipo de profesionales “altamente preparados” del hospital de Dallas.

Además del paciente ingresado en Texas, otra persona con ébola que fue trasladada desde Sierra Leona hace tres semanas, permanece ingresada en el Hospital Universitario de Emory, en Atlanta.

El paciente, del que se desconoce su identidad o la condición en que se encuentra, aún permanece bajo tratamiento en el centro médico, según informó a Efe la portavoz.

 

 

Fuente 

1 Comentarios desactivados 1209 02 octubre, 2014 Compartamos octubre 2, 2014

Buscar