Divorcio y separación. Cómo apoyar a los hijos con discapacidad en este momento.

Divorcio y separación. Cómo apoyar a los hijos con discapacidad en este momento.

La inesperada llegada de un hijo con cualquier tipo de discapacidad, puede causar dos diferentes reacciones en las parejas. Unión a prueba de todo, o separación e incluso divorcio.

1. Si la pareja es estable. Las parejas pueden unirse más que nunca y fortalecerse en el reto, asumiendo juntas los sentimientos naturales que esta situación implica.

2. Si la pareja es inestable. Las parejas pueden divorciarse como resultado del alto estrés que esta experiencia trae a sus vidas, y que acentúa las diferencias que ya existían y que no los habían dejado acoplarse definitivamente.

Un hijo nunca es el motivo del divorcio, pero a veces la experiencia se convierte en el detonate que pone el punto final, más aún cuando no existe el compromiso que provee la fortaleza y unión que se necesitan para enfrentar la llegada de un hijo con discpacidad.  Los índices de divorcio son altos, más aún en quienes han recibido un hijo con necesidades especiales.

Estos son algunos puntos de interés que vale la pena revisar y tomar en cuenta para evitar cometer errores que pueden desencadenar en una dolorosa separación para nuestros hijos.

  • Recibir la noticia de que un hijo ha nacido con una discapacidad no es el sueño de ninguna familia. Puede traer una serie de sentimientos encontrados difíciles de entender, en las parejas eso incluye culpabilidad, tristeza y hasta recriminación mutua a veces.
  • A veces las parejas no están dispuestas a abrir sus corazones y ser sinceros el uno con el otro. Muchas veces es la manera de evitar el dolor, pero si no enfrentamos este momento con honestidad y unidos, es muy posible que sea el comienzo de muchos problemas en el futuro. Pretender que todo está bien es lo peor que podemos hacer. Las parejas necesitan hablar y tomar decisiones juntos. Comprometerse como padres y forjar una familia fuerte y unida. El apoyo muto y la comprensión es determinante.
  • Otro típico error es que sea uno de los padres el que asuma toda la responsabilidad con el hijo. Es normal que en la mayoría de los casos sea la madre la más involucrada, pero criar un hijo con o sin necesidades especiales es una tarea de dos. Si los dos padres no se involucran, apoyan y comparten tareas. El cansancio y la separación es un monstruo que va avanzando despacio pero seguro.
  • También pasa a veces que los padres están tan enfocados en las necesidades del hijo, que se olvidan de sus necesidades como pareja, y de lo importante que es pasar tiempo sólos, compartir experiencias que mantengan viva la relación, y que aporten la felicidad que tanta falta hace para seguir adelante.
  • No aceptar ayuda de los demás tratando de demostrar que somos auto-suficientes es un gran error que lo único que provoca es que nos agotemos al punto tal, de que caemos en depresión y soledad de manera inevitable.

Divorcio y hijos

 

Cómo afecta el divorcio a los niños, y en especial a los niños con necesidades especiales 
Para todo niño es una experiencia dolorosa, pero en el caso de los niños con retos en el desarrollo puede ser todavía más difícil procesar la dificultad emocional que implica entender que uno de los padres se ha ido de la casa.

Incluso los niños típicos tiene dificultad expresando sus sentimientos en esta situación, así que es de esperarse que los niños con discapacidad enfrenten todavía mas retos por su incapacidad de hacer preguntas, o expresar lo que están sientiendo. Al no desarrollar el razonamiento típico pueden vivir esta separación como un pérdida constante, lo que causa problemas de estrés y cambios de conducta que se ven en el comportamiento, y se reflejan a la hora del sueño,en el rendimiento escolar, o en las comidas.

Cómo hacer este proceso más llevadero?

A veces las palabras no son suficientes para explicarles la situación. Este es un momento donde el reforzamiento de la comunicación se vuelve más importante que nunca, y los ayuda a recuperar la seguridad a través de técnicas que los harán identificar visualmente lo que pasa, demostrándoles que no han perdido al padre ausente.

  • Las fotografías son excelentes instrumentos a la hora de explicar lo que está pasando.
  • Utilizar un calendario para demostrarle visualmente en qué día están y cuando verán de nuevo a papá o mamá, les ayuda a calmar su ansiedad y les hace enfrentar el reto con mayor tranquilidad. Marcar los días con su ayuda es una buena idea.
  • Ayudarlos a tener independencia para sentir que pueden comunicarse con su padre en cualquier momento es también importante. Programar el teléfono con el marcado de un tecla para hacer una llamada cuando gusten bajo su propia iniciativa, es una excelente idea que les da la libertad de sentirse cerca y conectados.
  • Sin importar las diferencias como pareja, los padres deberían hacer su mejor esfuerzo por compartir juntos los días especiales en los que los hijos necesitan el modelo de una familia, cumpleaños y ocasiones especiales. Ambos son igual de valiosos para el hijo, y en manos del padre ausente está el no perder este regalo.

El divorcio no debería ser el comienzo de una guerra a largo plazo, sino el comienzo de un acuerdo pacífico en el que ambos padres se comprometan a hacer su mejor esfuerzo por el bien de los hijos. Es más fácil escribirlo que conseguirlo, pero algo que nunca hay que olvidar es que nuestra principal tarea es hacer felices a nuestros hijos. El divorcio no es ideal y nadie se casa para divorciarse, pero es una realidad de muchos. Podemos pensar que un matrimonio fue un fracaso o una mala decisión, pero un hijo nunca lo es, y será siempre el regalo que nos regaló el amor y que debemos respetar por siempre.
Fuente: Elianatardio.com

0 Comentarios desactivados 933 21 agosto, 2013 Familia agosto 21, 2013

Buscar

Boletín de noticias