¡Cuidado! Una gripe podría provocar sordera súbita

Gripe

La sordera súbita o hipoacusia neurosensorial súbita es la pérdida de audición neurosensorial rápida y progresiva que afecta uno (o los dos oídos cuando es de carácter inmunológico, aunque en un menor porcentaje), que aparece inexplicablemente de un día para otro.

Según la audióloga-foniatra, Dra. Beatriz Cordova Caballero, es una sordera rápidamente progresiva que se desarrolla en términos de horas o de 24 y 48 horas y que la mayoría de personas con este problema auditivo expresan que estaban bien pero al siguiente día amanecieron con la sordera, “de la nada”.

Sin embargo, entre las causas más frecuentes en pacientes jóvenes están los procesos virales,que en muchas ocasiones no son tratados adecuadamente; y en los adultos mayores, generalmente está relacionada con enfermedades cardiovasculares.

“Se desarrolla muy rápidamente, es una emergencia dentro del área de audiología y otorrino, se dispone de máximo 8 horas para sacar la sordera, no se puede esperar mucho tiempo para tratarlo, es una lesión que no tienen un pronóstico médico quirúrgico”, advierte la Dra. Cordova.

“A muchas personas cuando llegan al especialista con el problema avanzado, se les pregunta, si no lo consultó antes, a lo que responden que sí pero la indicación médica que recibieron fue aplicar gotas”, cuenta la Dra. Beatriz Cordova.

En este sentido, la especialista asegura que si el problema en la célula neurosensorial no se trata a tiempo, el oído se puede incluso hasta perder. Sobre todo las personas que consultan tarde o acuden con un médico general, porque el diagnóstico y tratamiento no es tan efectivo.

La primera señal para identificar que algo no está bien en la audición es que las personas suelen tener la sensación de oído tapado, un zumbido o sordera en sí,  dependiendo que tan grave sea.

Asimismo la audióloga-foniatra explica que en algunas ocasiones la sordera súbita está acompañada de manera dramática con vértigo o vómitos, cuando esto sucede, las personas generalmente buscan ayuda con un gastroenterólogo, lo cual no está mal, sin embargo, a pesar de tratar a las personas para eliminar dichos síntomas no hay mejoría en la audición. “Y en ese proceso se pierde un tiempo valioso para atender el problema”, enfatiza.

Causas más frecuentes de la sordera súbita:

1.Virales: generalmente este se da en grupos de personas más jóvenes después de un proceso gripal “mal cuidado”. En este sentido, expertos sugieren tratar adecuadamente cualquier cuadro respiratorio, no automedicarse; aplicar las vacunas que ayudan a evitar enfermedades respiratorias graves que pueden complicarse.

2. Problemas vasculares: los pacientes con edad más avanzada y tienen problemas de hipertensión, arritmias, eventos vasculares cerebrales, entre otros, son más propensos a padecer este tipo de sordera.

3. Diabetes: los pacientes diabéticos tienen mayor predisposición por el aumento de sodio.

4. Tumores benignos en el oído.

5. Otosífilis: 20 o 30 años después de haber adquirido la infección de transmisión sexual sífilis, una persona puede debutar con este tipo de sordera.

Tratamiento

La audióloga-foniatra, Beatriz Cordova dice que “el tratamiento no equivale a que el oído se va a curar, incluso cuando el paciente consulte oportunamente, el pronóstico no puede ser el mejor”.

Sin embargo, asegura que basada en su experiencia, en el caso de los pacientes diabéticos con sordera súbita son los que mejor responden a los tratamientos, porque hay un proceso inflamatorio, aunque esto representa riesgo y beneficio, porque como se usan asteroides se debe hacer con acompañamiento del endocrinólogo para mantener los niveles de azúcar adecuados.

Según la especialista, las enfermedades en general, aun las que tienen carga genética, pueden prevenirse, si se saben manejar diferentes factores, entre ellos la alimentación, está puede promover buenas condiciones para reducir el riesgo de sordera súbita.

 

 

Original. 

(Visited 1 times, 12 visits today)

Etiquetas ,