Consejos para afrontar 2019 con energía positiva

Consejos

Comienza un nuevo año y con él la vuelta a la rutina. Esto puede suponer una etapa de comienzos y nuevos retos pero también de frustración y desánimo. “Para algunos el inicio de año se convierte en todo un revulsivo de energía”, indica Inés Serrano, doctora en Psicología y psicoterapeuta y profesora del Departamento de Psicología de la Universidad CEU San Pablo, en Madrid.

En su opinión, “el simple hecho de sentir que aparece una nueva oportunidad de hacer borrón y cuenta nueva, permite poner en marcha deseos, proyectos e ilusiones que, de alguna manera, se habían quedado sólo en intención”. Sin embargo, para otras personas, “el factor económico, focalizado en la cuesta de enero, y la vuelta a la rutina son factores que motivan el desánimo en estas fechas y con la llegada del nuevo año”, apunta Pedro López, pedagogo y director de Liceum.

Aunque no hay datos ni estudios que hablen del porcentaje de personas que no está bien con su vida, sí hay datos que pueden darnos alguna pista como el que “más del 85 por ciento de personas en el mundo no están motivadas en su puesto de trabajo” según un estudio de la empresa Gallup. Éste es un dato interesante dado que gran parte de nuestro tiempo lo pasamos en el trabajo.

Si eres uno de los que considera que afrontar el nuevo año es una tortura, estos consejos te interesan. Y es que, según los expertos consultados por CuídatePlus, la negatividad se puede combatir, en primer lugar, huyendo de la negatividad. “Tener una visión negativa de uno mismo, del mundo y del futuro constituye el sustrato cognitivo de la depresión”, advierte la experta del CEU. Esto no quiere decir que una persona negativa esté deprimida, pero sí es un signo de alerta.

El segundo paso sería tener retos o plantearse propósitos que hagan que invirtamos nuestras energías positivas en lograrlo. Eso sí, éstos deben ser objetivos y realistas. “Deben estar en una zona de desarrollo cercana, de este modo evitaremos la frustración y la sensación de fracaso que produce no conseguir lo que estamos intentando”, apunta López.

Estos retos, al ser alcanzables, “nos aportarán la energía positiva que necesitamos para poder llevar a cabo nuestra rutina diaria con más ánimo”, asegura López. Para Serrano la relación entre propósito nuevo y energía positiva no está tan clara. Según ella, “plantearnos retos no tiene en sí fuerza de despertar energía en nosotros”. Aun así, sí nos pueden ayudar a, al menos, estar motivados durante el año, eso sí, siempre que los propósitos vengan de “dentro a fuera” y no al revés.

Un reto de “fuera a dentro nos conducirá al agotamiento y es un sin sentido”. Un ejemplo claro es “proponernos correr sin que nos guste y sólo porque otros lo hacen o porque está de moda. Éste es un reto que ha nacido fuera de nosotros y puede ser negativo”.

Por el contrario, según el experto, debemos fomentar los retos “de dentro a fuera que son los que nos conducirán a una vida equilibrada”. Un ejemplo de este tipo de propósitos sería “plantearnos empezar a realizar actividad física porque sabemos que estando en forma nos sentimos mejor con nosotros mismos”.

En resumen, al tener en cuenta la premisa del “dentro hacia fuera se incrementa la autenticidad y esto ayudará a que los propósitos de año nuevo se mantengan en el tiempo”.

Personas positivas

Otros consejos para afrontar el año nuevo con energía positiva serían “rodearnos de personas que nos quieran y nos apoyen para no sentirnos solos, realizar actividades que nos mantengan entretenidos y que nos hagan desconectar de la rutina y, en la medida de lo posible, tener una actitud positiva siempre”, recomienda López.

En este sentido, tal y como informa Serrano “es fácil reconocer cuándo la energía positiva nos está abandonando”. Los signos evidentes son: “Las quejas, sentir que la vida nos vive a nosotros en lugar de lo contrario, dejar de cuidarnos, abandonar el ejercicio físico o descuidar los horarios de las comidas”.

Además, “cuando el trabajo invade todos los rincones de nuestra vida y no tenemos tiempo de ver a nuestros familiares o amigos o para hacer cosas que realmente nos gustan como cocinar, leer o dar un paseo tranquilo es un signo de que la energía positiva nos está abandonando”.

Ser más positivos está en nuestra mano, según ambos expertos. López considera que “la socialización está relacionada con la felicidad, así como hacer actividades. Cuanto menos actividades realizamos nuestro pensamiento negativo crece”.

Cuidarse y ”abrir la mente para desarrollar una vida con sentido, creativa, comprometida con los demás y de acuerdo a los valores de cada uno, también son buenas fórmulas para lograrlo”, apunta Serrano, así como hacer deporte. Cuando realizamos ejercicio físico “nuestro cuerpo produce endorfinas, serotonina y dopamina lo que repercute en un estado de ánimo mucho más positivo”, concluye López.

 

Original.

(Visited 1 times, 3 visits today)

Etiquetas