Autismo: ¿Qué pasa en el cerebro?

Autismo: ¿Qué pasa en el cerebro?

Científicos estadounidenses usaron sofisticados escáneres para examinar las conexiones que existen en la corteza cerebral, parte dedicada a coordinar los pensamientos complejos.

Ellos hallaron evidencia de anormalidades en las conexiones de las células del cerebro de las personas con autismo.

La investigación fue presentada en la reunión de la Sociedad para la Neurociencia.

En ciertas partes de la corteza cerebral, las células hacen demasiadas conexiones. Sin embargo, en otras secciones no realizan las suficientes.

El investigador que encabezó el estudio, Michael Murias, de la Universidad de Washington, dijo: “Nuestros hallazgos indican que los adultos con autismo muestran diferencias en la actividad de coordinación neurológica, lo cual genera una pobre comunicación interna entre las partes del cerebro”.

Modelos diferentes

Los científicos analizaron los electroencefalogramas (EEG) de 36 adultos, la mitad de los cuales sufren de autismo.

Los EEG, que miden la actividad de millones de células cerebrales, fueron tomados cuando las personas se encontraban relajadas y con los ojos cerrados por dos minutos.

Los investigadores hallaron que las personas con autismo presentaban modelos anormales de conexión cerebral en el lóbulo temporal, el cual se encarga del lenguaje.

Argumentan que los modelos anormales demuestran ineficientes e inconsistentes redes de comunicación interna dentro del cerebro de las personas autistas.

El doctor Marius aseguró que su trabajo podría abrir un camino para detectar el autismo en una etapa más temprana.

Autismo: ¿Qué pasa en el cerebro?

Autismo: ¿Qué pasa en el cerebro?

 

Nuevos horizontes

Se estima que el autismo, un desorden en el proceso de desarrollo, afecta a uno de cada 166 niños.

 La base de la evidencia para la mayoría de los tratamientos es pobre. Dados los altos costos del autismo, no sólo desde la perspectiva humana sino económica, nosotros le damos la bienvenida a todos los avances que permitan la mayor comprensión de este desorden y urgimos que la inversión dedicada al autismo, se incremente 
Richard Mills, Director de investigación de la Sociedad Nacional de Autismo

Se caracteriza por la dificultad en los procesos de comunicación e interacción con otras personas.

Richard Mills, Secretario Honorario de la Investigación del Autismo y director de investigación de la Sociedad Nacional de Autismo, dijo: “Nosotros sabemos mucho acerca de las diferencias en la estructura y funcionamiento del cerebro de una persona autista. Sin embargo, no siempre se puede establecer el vínculo entre ese conocimiento y un tratamiento efectivo”.

“Esta investigación confirma otros numerosos estudios, los cuales demuestran las diferencias en la naturaleza del cerebro y podrían tener relevancia por sus implicaciones en las áreas de diagnosis e intervención”, dijo el experto.

“La base de la evidencia para la mayoría de los tratamientos es pobre. Dados los altos costos del autismo, no sólo desde la perspectiva humana sino económica, nosotros le damos la bienvenida a todos los avances que permitan la mayor comprensión de este desorden y urgimos que la inversión dedicada al autismo, se incremente”, señaló el científico.

 

 

Fuente

1 Comentarios desactivados 2181 09 enero, 2015 Autismo enero 9, 2015