Aprende a convivir con algunas personas y a sobrevivir sin otras

Aprende a convivir con algunas personas y a sobrevivir sin otras

La vida es como un viaje en tren. Paramos en innumerables estaciones, gente que desconocemos se sube, gente a la que amamos, de repente, se baja de nuestro tren.

Es por esto por lo que debemos aprender a convivir con algunas personas y a sobrevivir sin otras. Porque algunas se subirán y tendremos que saber lidiar con ellas, otras se bajarán y deberemos aprender a vivir sin ellas.

Aunque pensemos que es algo difícil, la vida nos enseña a sortear estas dos situaciones que hoy veremos en profundidad.

Por eso, debemos poner todo de nuestra parte para que, lejos de hacernos infelices, aprendamos de todas estas experiencias por las que todos debemos pasar en algún momento.

Cómo convivir con algunas personas

A veces nos es muy difícil convivir con algunas personas, pues no comparten nuestros valores, no tienen el mismo punto de vista que nosotros sobre la vida o, simplemente, no encajan bien con nosotros.

A pesar de esto, en ocasiones no tenemos más remedio que “aguantarnos” porque librarnos de ellas no es una opción.

hombre-atrapado-entre-manos-1

Este tipo de personas pueden resultar tóxicas para nosotros y se pueden encontrar en nuestra familia o entre nuestros compañeros de trabajo. En estas dos situaciones no podemos alejarnos y olvidarnos, no es algo fácil ni factible.

Por eso, debemos aprender a convivir con estas personas de una manera sana, evitando que todo lo que nos puedan influir afecte a nuestro equilibrio emocional.

Piensa que no es necesario que cambies de asiento cada vez que una persona te incomoda. Debes aprender y aceptar a los demás tal y como son, con sus defectos y sus virtudes.

Puede que pienses que vas a sufrir pasivamente, pero esto no es cierto. Aceptar a esas personas con las que no hay feeling te convertirá en una persona mucho más sabia y equilibrada.

No siempre debemos escapar de aquello que nos molesta. A veces es necesario que enfrentemos estas situaciones con inteligencia. Solo así lograremos aprender y madurar.

Cómo sobrevivir sin otras personas

En la vida no siempre se trata de “aguantar” a esas personas con las que no congeniamos, sino que hay una parte aún más difícil, si cabe: sobrevivir sin aquellas personas que tanta falta nos hacen.

Los padres, las parejas, las amistades… Todos ellos se bajan de nuestro tren dejando un vacío con el que nos es difícil convivir. No obstante, lo importante es que se puede superar.

mujer-sufriendo

El sufrimiento que nos aborda cuando una persona importante se baja de nuestro tren, a veces manifiesta problemas de dependencia emocional o graves dificultades para amar nuestra soledad.

Aunque resulte un pensamiento algo frívolo, debemos aprender a aceptar que las personas se subirán y se bajarán de nuestro tren. Solo nosotros permaneceremos en él hasta que la vida lo permita.

Pero, ¿por qué nos cuesta tanto aceptar la dolorosa situación de que las personas bajen de nuestro tren? Porque no sabemos cuándo lo harán, porque esto se escapa de nuestro control y, como necios que a veces somos, deseamos tener el control de todo y de todos para nuestro beneficio personal.

Por eso es importante aceptar la realidad. Está claro que dolerá y que sufrirás, pero debes aprender a abrazar ese dolor para seguir adelante, ¡porque la vida sigue!

Piensa en todos los buenos recuerdos y experiencias vividas con ellos y continúa tu camino. Porque, al fin y al cabo, caminamos solos, aunque no lo creamos.

desapego

¿Qué es lo más difícil para ti? ¿Convivir con algunas personas o sobrevivir sin otras? La opción que elijas determinará aquello en lo que debes centrarte para aprender a superar alguna barrera o miedo que no te está permitiendo ser del todo feliz.

Además, piensa que toda solución reside en aceptar. Aceptar la vida tal y como es, aceptar a los demás con sus cosas buenas y sus cosas malas y, sobre todo, aceptar que no podemos controlar nada, excepto nuestros propios pasos.

 

 

Original.

1 Comentarios desactivados 786 11 julio, 2016 Qué Te Motiva julio 11, 2016