Acaba con la apatía con estos trucos

Mujer

La apatía es la falta de entusiasmo y motivación que afecta a todas las áreas de la vida de quien lo sufre. No es necesariamente un estado de tristeza o depresión, aunque sí pueden ir juntos, sino la falta de activación o movimiento hacia actividades que antes generaban bienestar y ahora ya no.

No tiene una causa concreta, aunque puede ser debida a crisis vitales, estancamiento profesional o malas relaciones. Salir de ella implica empezar a tomar decisiones que rompan los esquemas tradicionales y que nos lleven a la acción.

Apatía y motivación

Ambos conceptos pueden verse como los dos extremos del mismo continuo. Mientras que uno nos apaga, el otro nos mueve y nos llena de energía. La normalidad reside en el punto medio, donde vamos oscilando hacia un lado u otro en función de las situaciones o los momentos.

La motivación se compone de dos factores: el entorno, un factor que no siempre es controlable, y los factores individuales, tantos nuestras necesidades como las fortalezas con las que contamos. Por eso, teniendo en cuenta estos factores, a la hora de salir de la apatía y activarnos, debemos tratar de controlar especialmente aquello que depende directamente de nosotros, el aspecto individual.

Elimina la apatía

Acabar con la apatía o la pereza no es una cuestión directa de voluntad: no funciona únicamente decidiendo que ya no lo queremos en nuestra vida. Aunque el pensamiento inicial es el primer paso, debemos a continuación introducir pequeños cambios que sí consigan hacernos ganar en motivación.

¿Qué podemos hacer para acabar con la apatía?

1. Céntrate en la vida fuera de casa

Tanto el ocio en compañía como en solitario nos ayudan a movernos de la zona cómoda y ganar en bienestar. Aunque inicialmente cueste salir del sofá, una vez que estemos fuera seremos capaces de poder disfrutar.

Haz planes con amigos, visita exposiciones o viaja a pueblos cercanos. Aumentará tu interés por el mundo y reducirás la apatía.

2. Inspírate

Ya sea a través de un libro o una película, busca aquello que te llene de inspiración y te empuje hacia dónde quieres ir. Numerosas charlas TED o varios podcasts están encaminados a eso. Mira vídeos en el metro, lee antes de dormir o escucha música mientras conduces. Sube la motivación a través de llenar de inspiración tu vida.

3. Haz deporte

La actividad física es una de las actividades que más suele costar empezar. Sin embargo, tiene un efecto directo sobre la motivación, no solo por los procesos hormonales que se activan sino porque nos vemos más capaces de movernos y conseguir aquello que necesitamos.

4. Sé creativo

La creatividad es una de las fortalezas más relacionadas con los estados de apatía. Cuando hay desinterés, no somos capaces de generar ideas nuevas o diferentes, ya que vemos todo igual. Sin embargo, si buscamos formas de expresar nuestra creatividad, como con la pintura o la escritura, podremos ganar en motivación y acabar con la apatía.

5. Cuestiónate

¿Estás de verdad en el punto en el que quieres estar? ¿Cómo es la vida que quieres? Reformula lo que estás haciendo y traza unas metas concretas y un plan de acción futuro. Es lo mejor para la motivación, saber dónde queremos estar y empezar a movernos.

La apatía aparece de forma aislada pero también en trastornos depresivos. Reducir y eliminar este síntoma comienza desde uno mismo, desde los pequeños cambios que debemos introducir respecto a lo que llevamos tiempo haciendo y ya ha dejado de funcionar.

 

Original. 

(Visited 1 times, 86 visits today)

Etiquetas

Deja un comentario