6 señales de que engendraste a un niño prodigio

6 señales de que engendraste a un niño prodigio

En educación, constantemente hablamos de niños con rezago educativo o problemas de aprendizaje y muy pocas veces sobre aquellos niños cuya inteligencia y capacidades cognitivas son notables y muchos niños que podrían llegar a ser sobresalientes en sus diversos campos de especialidad, se pierden al no ser detectados oportuna y correctamente.

Digo correctamente porque desafortunadamente son pocos los docentes que están capacitados para detectar un niño con habilidades superiores y con mucha frecuencia los estudiantes cuya inteligencia es superior pueden llegar a catalogarse como “niños problemáticos” pues pueden manifestar algunas de las siguientes características:

  • Se aburren con facilidad

    Por lo que los maestros sino observan a profundidad, pueden creer que el niño no tiene interés, pues se distrae y no pone atención, cuando la verdad es que el niño entendió todo a la primera y muy rápido por lo que estar escuchando lo mismo una y otra vez es terrible para el niño. Son niños que requieren y exigen de más trabajo, terminan antes que todos.

  • Aprende con mucha facilidad

    Todo lo que se le presenta lo entiende rápido y sin mayores explicaciones, puede ser que guste de ver tutoriales en el internet, que lea y escriba sobre lo que piensa o siente. Algunos podrán decir inclusive que es muy maduro o que es retraído que no convive porque prefiere aprender algo nuevo que jugar con sus compañeros.

  • Tiene un vocabulario muy amplio

    Habla, se expresa, opina, reflexiona y expresa cosas que veces no sabes de dónde vienen. Esto para algunos maestros de educación tradicional puede tomarse como un niño grosero, sin respeto por el adulto o hasta desafiante porque no están acostumbrados a dialogar con los niños o a que los niños piensan y pueden y deben expresar sus opiniones.

  • Tiene estructura, es ordenado y disciplinado con las cosas que disfruta

    De las cosas que les gustan son especialistas y guardan cosas, ordenan información, leen y pueden hablar durante horas de las cosas que les apasionan.

  • Es curioso y pregunta mucho

    El mundo que les rodea desaparece cuando encuentran algo que desconocen, nuevo o que desafía su mente. Nuevamente un maestro tradicional y sin visión puede solamente ver a un niño latoso y que nunca está en su lugar.

  • Tiene intereses personales

    No existe nada cuando él niño está concentrado en lo que le interesa, puede pasar la hora dela comida, la cena, el juego y quedarse dormido haciendo lo suyo.

    Si alguna de estas características te resulta familiar porque la observas en tu hijo, puedes acercarte al maestro, director de la institución educativa o directamente a la secretaría o ministerio de educación de tu país, pues actualmente ya existen protocolos donde los niños que manifiestan inteligencia o capacidades sobresalientes deben de ser atendidos, observados por algún tiempo para poder determinar el tipo de promoción y apoyos que deberán entregarse para que el niño desarrolle su máximo potencial para beneficio de toda la sociedad.

 

 

Original.

0 Comentarios desactivados 1881 21 abril, 2017 Compartamos abril 21, 2017